domingo, 24 de marzo de 2013

¿Quién es el padre de Lalo Cura?


…como si el pinche culero mamón de su propia verga fuera hijo de escoceses. Pág. 518


Los hilos o cuerdas que conectan las narraciones de Bolaño nunca son gratuitos, nunca son solo azar, parecen puestos sin querer, parecen surgir de improviso. Pero el estilo depurado de Bolaño siempre suelta coletazos, fuetazos que van uniendo aquí y allá partes de diferentes historias que se siguen hilando por pura diversión, porque si, pareciera.  

2666, la genealogía de Olegario Cura Expósito (Lalo Cura) de la página 693 a la 698, pero en especial un fragmento de la página 697, que dice:

“En 1976 la joven María Expósito encontró en el desierto a dos estudiantes del DF que le dijeron que se habían perdido pero que más bien parecían estar huyendo de algo y a los que  tras una semana vertiginosa nunca más volvió a ver. Los estudiantes vivían dentro de su propio coche y uno de ellos parecía estar enfermo. Parecían como drogados y hablaban mucho y no comían nada aunque ella les llevaba tortillas y frijoles que sustraía de su casa. Hablaban, por ejemplo, de una nueva revolución, una revolución invisible que ya se estaba gestando pero que tardaría en salir a las calles al menos cincuenta años más. O quinientos. O cinco mil. Los estudiantes conocían Villaviciosa pero lo que querían era encontrar  la carretera a Ures o a Hermosillo. Cada noche hicieron el amor con ella, dentro del coche o sobre la tierra tibia del desierto, hasta que una mañana ella llegó al lugar y no los encontró”.

¿Quiénes son esos estudiantes que no dejan de hablar? Por la fecha y por el lugar no es difícil adivinar que son Ulises Lima y Arturo Belano; chécate la tercera parte de Los detectives salvajes y masomenos por esos lugares andaban a esa hora y en ese año.
Si tienes en cuenta que Arturo Belano es el narrador de todo 2666 entonces el misterio nunca lo sabremos, y también no importa saberlo, las cajas de resonancia están por todos los libros del Bolaño y lo que puede ser una novela independiente es cronología y parte de una saga, a lo Faulkner. Dice mi amigo Kurt que ya en otro cuento aparece Lalo Cura, no me acuerdo ahorita en cual, no importa tampoco. Tampoco importa que en Los sinsabores del verdadero policía aparezca Pancho Monje Expósito, que es Lalo Cura, sin ese nombre. Y quizá tampoco importa saber quién es el padre de Lalo Cura ¿Belano o Lima o ninguno de ellos? No importa saberlo, la novela no tiene que comprobar nada, destila a chorros sangre de literatura, y escritura encabronadamente buena salpica las paginas, todo muy formal, como pensado con 3000 cerebros. Pero hay algo que si importa, y eso es que, Bolaño a todos nos hace detectives. Preguntándonos un montón de chingaderas en nuestros cerebros, nuestros cerebritos de plástico.               

2 comentarios:

  1. Interesante el Blog. Lo invito a que se acreque a la web Locus Literario:
    http://locusliterario.com

    Para que disfrute de muchos temas literarios y culturales. Nos agradaría contar con su participación. Saludo cordial.

    Axel Lewis

    ResponderEliminar
  2. Estimado Allan Herrera,

    soy Mar del blog "El mar de letras", donde hace una hora ha dejado un comentario ofensivo y muy inoportuno en el que señala que no sé de lo que hablo ya que según usted, el libro de Javier Marías titulado "Mala índole" se publicó por primera vez en 2013.
    Aquí tiene el enlace donde comprobará que en realidad procede de 1998. Así verá que no soy tan idiota al decir que lo leí por primera vez hace años: http://www.javiermarias.es/PAGINASDERELATOS/contramalaind.html
    Lo verdaderamente idiota es dejar comentarios desagradables e innecesarios que además no aportan nada. Siento que se aburra tanto y tenga tanta maldad como para llegar a hacer algo así, sinceramente no me lo explico; ¿qué le cuesta ser educado? ¿O cotejar el dato antes de meter la pata de forma tan estrepitosa? No me conoce de nada, ¿qué le he hecho para que vuelque en los comentarios de mi blog sus carencias emocionales?

    Un saludo y mucha suerte en la vida.

    ResponderEliminar