domingo, 24 de febrero de 2013

El libro rojo de V-M



Son la 1 am, tengo sueño y lo mejor sería intentar dormir. Pero como el sueño parece no tener (de momento) hora de llegada mejor comentaré en esta hoja de Word, de manera rápida, como en una primera impresión que guste y baste, el libro rojo de Vila-Matas ‘Perder teorías’.



Apéndice completamente independiente de Dublinesca este libro quizá encierre buena parte de la más gloriosa literatura actual, que es lo mismo que decir que con el tiempo será un clásico. Un inconseguible, porque la edición limitada así lo anuncia. Un libro del mejor Vila-Matas (el V-M de la dilatada brevedad abismal, de juegos serios).

La historia es esta: un escritor es invitado, lo dejan plantado, le parece genial ponerse a escribir una teoría de la novela, punto. Esa teoría de la novela es el ensayo-cuento-teoría que recorre las líneas. Por momentos tenemos que levantarnos del sillón de donde lo estemos leyendo porque no queremos que todo sea tan rápido, pero lo es, y entonces sabemos que en el futuro ya tendremos un opúsculo que nos acompañe al abismal mundo real, al mundo donde las teorías son imposibles, o de serlas lo mejor será perderlas y hacernos teoría al andar. Porque así son las novelas y, dicho sea de paso así es la vida: se escriben si se entintan hojas, se vive si se pone en movimiento la escritura de esas hojas. ¿Qué somos, literatura? No lo creo pero, si somos vida entonces quizá seamos también un tanto de literatura ¿O no? No importa, lo mío no es hacer crítica, ni mucho menos teoría de la crítica. Yo lo único que quiero ahora es dormir y decirle al cybermundo que este libro no es cualquier cosa. Un libro sobre las fascinantes teorías que tienen su burbuja en la misma practica -porque siempre será mejor hacer teoría dentro de la práctica: juntasconpegado y dejar de hacerle al mamila-. DO IT NOW! Me duermo, bye.                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada